Ir al contenido principal

Sobre los impuestos, CreateSpace y los economistas de antes

Estos últimos días han pasado varias cosas. He comenzado a maquetar el libro.
No voy a decir lo evidente: es muy pesado estar pendiente de estas cosas. El trabajo es tedioso y provoca dolor de cuello (¿a alguien más le pasa lo mismo?).
Una vez que termine con el interior, tendré que ponerme con la portada. Ingenuamente, creí que me valía la del Kindle pero no… ¿en qué estaría pensando? Es evidente que necesito calcular el lomo y la contracubierta y esto requiere un trabajo especial sobre la cubierta.
 En estas circunstancias, si lo quiero hacer bien, dudo que llegue para Navidad. Es una pena: quería aprovechar que en estas fechas  algunos todavía siguen haciendo regalos. Por suerte, los españoles festejan Reyes y eso me da unos días de ventaja. Ya veremos.
En cuanto al tema impositivo, ya he llenado el famoso formulario W 8 BEN y lo he mandado. Ahora es mucho más fácil o por lo menos eso me pareció a mí ya que he leído posts de gente que ha tenido que mandar papeles por correo postal, etc. Ahora no. Tienes que responder unas preguntas y automáticamente esas preguntas rellenan el cuestionario. Todo muy mágico.  Imagino que nunca lo que parece fácil lo es. Ahora está en manos de Amazon que lo mirará y si falta algún dato, me lo pedirá (¿tendré que hacer lo mismo en CreateSpace?).
De momento, no he solicitado el ITIN aunque sé que es lo recomendable para pagar menos impuestos. De momento, creo que no vale la pena la pérdida de tiempo. Luego, si las ventas despegan siempre estoy a tiempo de hacerlo.
Es curioso, se supone que hay un tratado para evitar la doble imposición entre España y Estados Unidos pero si solo está vigente sometiendo al ciudadano a más trámites, en la práctica es una barrera en el acceso a algo que debería ser un derecho ¿no?
No sé…si se supone que tenemos derecho a algo pero para acceder a ese algo nos ponen trabas, en realidad podemos asumir que hay afán recaudatorio.
Alguien pone  las reglas y nadie se queja. Te otorgo tu derecho pero te pongo barreras ¿es esto legal? Bueno, lo dejo así abierto. No quiero insinuar nada. No soy experta en impuestos pero me produce incomodidad cuando nos hablan de que ejerzamos derechos que luego en la práctica llevan tiempo o dinero hacer valer.
Se me ocurren muchos ejemplos, como el derecho a la información que todos los ciudadanos podemos solicitar a la administración pública, o el derecho de un trabajador a que le paguen sus horas extras.
Derechos. Derechos. Qué linda palabra…
En fin, todo esto para decir que al final, nos ahogan con los impuestos. Esperemos que, aunque sea, vayan a parar a los que verdaderamente los necesitan.
¡Nos ahogan con impuestos!

Pero bueno, volvamos a la literatura. Al fin y al cabo a eso nos dedicamos algunos y termino contándoles que  terminé de leer la biografía de Keynes de Robert Skidelsky, un tomo único de 1300 páginas. Una joya.
El libro es muy recomendable pero cabe aclarar dos cosas: te tienen que gustar las biografías y te tiene que interesar la economía.
 Como yo cumplo esas dos condiciones me la he pasado genial. Ya contaré un poco más sobre este economista. La verdad es que da gusto leer sobre estos personajes brillantes y oscuros a la vez. Con mil historias para narrar de diversa índole y como marco las dos guerras mundiales.  (¿Serán tan fascinantes las biografías de nuestros ministros de economía?)
Y ahora tengo una especie de vacío que lo lleno a medias con los cuentos de Carver.
Me gustan. Algunos. Otros no tanto. No es Truman Capote pero tiene lo suyo…
Y ahora los dejo, sigo maquetando. Y viendo si por fin puedo ver mi libro en papel.

Un saludo y feliz otoño para todos. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi experiencia con CreateSpace y Canva: dos herramientas para crear tu portada para libro impreso

Continuo con mi serie de artículos sobre CreateSpace, la plataforma de autopublicación de libros impresos. Supongo que ya sabrás que es una empresa asociada a Amazon que se encarga de llevar al papel en modo POD (print on demand) las obras de los autores. Ya hemos hablado en otros artículos que puedes consultar acá sobre los costes,  el procedimiento, la maquetación, etc. Pero pasados los años, han cambiado pocas cosas y yo sigo recomendando usar de guía este artículo de Felipe Santa-Cruz para maquetar los interiores.   Evidentemente, en CreateSpace los márgenes para el autor son menores. Ellos pillan comisión, Amazon pilla comisión y además debes pagar impuestos en Estados Unidos. Sin embargo, para mí sigue siendo una opción viable teniendo en cuenta que no puedo asumir una inversión inicial para hacer una impresión local. Si tienes el dinero, considera utilizar una imprenta local pero ya sabemos lo que dicen algunos economistas: “las gangas son para los que menos las necesitan”. …

Mi experiencia con CreateSpace, la plataforma de Amazon para publicar en papel

Con este post inauguramos una serie de artículos dedicados a CreateSpace, la plataforma de Amazon para publicar en papel.  Iré contando mi experiencia con esta plataforma para que otros que estén dudosos cuenten con información de primera mano y actualizada. Además aprovecharé para plantear muchas dudas que espero que los lectores sepan responder. De eso se trata este blog. Ayer di el gran paso de empezar el proceso de publicación de Los viajes sonámbulos en papel. Tal como comenté en otro post, lo haré bajo la modalidad print on demand con Amazon. He leído varios artículos en blogs sobre esta herramienta y casi todas las experiencias han sido positivas. Por eso me pica la curiosidad y quiero probar. Por otro lado, el hecho de vender un objeto físico me acerca, aunque sea un poco, a uno de mis grandes sueños de chica: ser tendera. Esto es lo más cerca que estaré jamás. No relataré el proceso paso a paso ya que ya hay excelentes posts que lo hacen mejor que yo. Yo recomiendo este, que ad…

Amazon y las librerías: una guerra en la que los autopublicados pagan los platos rotos

Llegó por fin el ansiado septiembre y he podido retomar la escritura una vez más. Los que escriben saben lo mal que se pasa cuando llevas un tiempo sin hacerlo. Algo no funciona del todo. Todo eso se acabó el pasado 10 de septiembre cuando mis hijos volvieron al colegio (¡Aleluya!) y yo pude sentarme otra vez frente al ordenador. No relataré la variedad de proyectos en los que estoy metida. No quiero aburrirlos. La razón de este articulo es desahogarme porque he abierto mi I pad con una noticia flipante. Alucinante. ¿Indignante? Maybe. Los libreros franceses están en pie de guerra porque ha quedado finalista una obra autopublicada en Amazon en el prestigioso Premio Renaudot. Por lo que he podido saber, este premio galardona obras publicadas (no inéditas) y hasta ahora nunca había quedado finalista una obra publicada y distribuida en Amazon. Ya he hablado aquí y en El blog del canguro filósofo sobre el efecto que las nuevas tecnologías[1] están teniendo en la forma de consumir cultura …