Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2015

Construir una novela: 8 elementos que debes tener en cuenta para elegir el título y otros asuntos intrascendentes (3)

Tengo que confesarlo. Estoy llegando a esa fase de la novela en que, o tiras todo el trabajo por la borda y te haces un harakiri o sigues trabajando sin hacer caso a los fantasmas internos. Los externos están controlados. Lo bueno de este oficio es que los que escribimos libros y luego los ponemos a la venta nos enfrentamos a dos tipos de entornos: los que se fascinan y te apoyan por lo menos para quedar bien o los que no lo ven del todo claro que escribir y poner a la venta un libro sea un trabajo de verdad.  En España y en otros países todavía predomina la mente de que si no eres funcionario o trabajas por cuenta ajena no estas realmente trabajando. Con este oficio sucede lo mismo y creo que eso es una ventaja para los que no nos gusta hablar de trabajo.    Como todo escritor prefiero escuchar más que hablar así que todos contentos. O me rodeo de aduladores o me rodeo de silenciosos que pasan de preguntar qué tal va mi novela o que artículo escribo en mi blog. El mundo perfecto. De…

Construir una novela: seis elementos que no deben faltar en una escaleta (2)

Hoy estoy en plan “maestra ciruela” y voy a contarles cómo he aprendido de ciertos errores que he cometido como escritora. En el post anterior, te conté qué es una escaleta y para qué sirve. En resumen, es un recurso que usan los guionistas para contar una historia de manera resumida. Sin embargo, muchos novelistas confeccionan una antes de sentarse a escribir. Yo he seguido el camino inverso. He escrito un “esqueleto básico” y luego me he puesto a escribir la escaleta en paralelo a la labor de relleno de ese esqueleto. ¿Ventajas?. Vas adaptando el texto a las necesidades de coherencia de esa escaleta. Lo cual es muy importante a la hora de escribir novela. ¿Pero qué datos considero que debo incluir en la escaleta de una novela? Veamos.

·Datos cronológicos. Meses. Años. Acontecimientos históricos que sitúen la historia. Incluso aunque luego en la novela no seas tan explícito es bueno que en tu mente (o en tu escaleta) tengas en cuenta esto para que no te salte una incoherencia. ·El …

Construir una novela: crónica de una experiencia (1)

Hace varios días que tenía ganas de volver al blog. A veces necesito descansar de la novela pero al mismo tiempo seguir escribiendo. Es muy loco. Es un tipo de tedio muy característico. Son ganas de seguir pero de descansar. Una pulsión por sacar algo de mi mente pero al mismo tiempo con ganas de desintoxicar de la historia.  Evidentemente estoy perdiendo la razón. La verdad que no sé para dónde irá este blog. Me gustaría ser más prolífica pero siempre pasa lo mismo. El tiempo es escaso. Los recursos son escasos. ¿Las ideas? Son muchas pero se quedan en los muros de mi cabeza en el, digamos, 80% de las veces. Por eso he pensado que mejor ir de a poco. Metas cortas. Objetivos cercanos. Accesibles. Que se puedan lograr. Tangibles.  De momento, me propongo relatar los avances de mi novela. No sé si interesará al lector. Pero tengo la suerte de ser todavía libre. Eso es lo que tiene ser desconocida. No deberle nada a nadie y, lo más importante, no ganar ni un duro con esta bitácora. …

Foster Wallace, la filosofía y la búsqueda de la verdad

Primero que nada debo darles las gracias por el apoyo recibido con el relato La máquina de los deseos. Me ha servido para experimentar otras formas narrativas. Seguiré escribiendo más cuentos cuando haga pausas de la novela. Este verano me ha encontrado más ocupada de lo normal. No he podido escribir lo suficiente como para mantener un estado mental óptimo pero me las he arreglado para tener un equilibrio cercano a la cordura. En esta ocasión les quiero hablar de uno de los libros que más he disfrutado este verano: Todas las historias de amor son historias de fantasmas, editado por Debate.
Hace mucho que no leía una biografía tan inspiradora como la David Foster Wallace. No es que su vida haya sido especialmente interesante. Salió poco de Estados Unidos. No vivió grandes aventuras y tampoco tenía un gran compromiso social pero, de alguna manera, su autor se asegura de mostrarnos algunas facetas especialmente interesantes como su lucha contra el alcohol, su depresión, sus fuentes d…

Lo privado, la máquina y un relato para pensar

La novela sigue avanzando aunque cada tanto es bueno hacer un stop y encarar otras cosas. Como venía adelantando, he escrito un relato corto para elI Premio de Relato Corto sobre Impresión y Escaneado en 3D  organizado por Masquecuentos. Se llama La máquina de los deseos. El periodo de votaciones está abierto y si te gusta puedes dejar tu voto en este link. Evidentemente, no lo hago por el premio pero me gusta participar de estas pequeñas convocatorias que sirven como excusa para escribir sobre premisas que a mí no se me hubiesen ocurrido. Así fue el caso de Los viajes sonámbulos: nació como un micro relato que escribí para una convocatoria de Renfe en una época en que pasaba muchas horas en el tren. De esa pequeña historia fue surgiendo una novela y me hizo pensar en ciertas cosas que yo no hubiese prestado atención. De alguna manera, es un buen ejercicio: escribir partiendo de consignas ajenas. En esta ocasión he tenido que escribir sobre las impresoras 3D. Nunca en mi sano juicio…

Confesiones desde la guarida: los escritores, el poder y otras reflexiones

Sol fulminante y vientos caprichosos que solo sirven para esparcir el polen en la ciudad. Ese es el panorama de la primavera que no acaba de cuajar. Que si viene el calor del Sahara. Que si estoy harto del polvo y la contaminación.  En este revoltijo meteorológico me encuentro avanzando con mi segunda novela. Ya he hablado en otras ocasiones sobre el sentimiento que me produce escribir ficción. Y se parece bastante al clima que estamos viviendo. Algunos días me muero de frio, otros me atraganto y me pongo a toser. Otras veces las palabras fluyen como una brisa suave y húmeda. Pero ante todo reina la incertidumbre. El porvenir poco claro de seguir por este camino incierto y difícil. En cualquier caso, me aburren los quejosos y más cuando son escritores. Solo debo decir que, a pesar de todo eso, me la paso genial cuando me siento frente a la computadora y la sensación que predomina es la de que todo es posible. Un mundo de posibilidades se abre ante mí. Me siento como una super heroí…

Los (ausentes) números del sector editorial español y mis avances como escritora indie

He estado un poco dispersa estas últimas semanas. Demasiadas cosas al mismo tiempo. Lo principal es que sigo con mi segunda novela. Al principio, siempre cuesta sentarse y dejar que la historia se escurra entre mi mente y mis dedos. Pero es solo un instante. En cuanto pongo algo de voluntad los resultados son inmediatos. No puedo quejarme. En general, termino satisfecha. Pero puede haber días malos. La mayoría, cuando no escribo. Y si sé que no puedo sentarme, por lo menos escribo con la mente. Dicen que hay que llevar una libreta. Es verdad pero yo no lo hago. Hago muy pocas cosas de las que dicen que un escritor debe hacer. Solo me dejo llevar.   Mi novela no tiene título aun y no se lo pondré hasta que no termine. Sigo en una fase muy prematura: quiero que la historia tenga un hilo conductor claro pero me cuesta. No sirvo para eso. Tengo una intuición y me dejo llevar por el mundo que me rodea. El problema es que todo a mi alrededor cambia y entonces cambia mi novela. No puedo abstr…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...