Ir al contenido principal

Canva y CreateSpace: los resultados de la primera prueba en papel

Me acaba de llegar. Una emoción muy grande cuando ví al mensajero de UPS tocando el timbre. Abrí sin preguntar. Una cajita pequeña y finita. Una firma y ya está. Tenía el primer ejemplar en mis manos.
El primer golpe de vista fue magnífico. Esperaba algo grave y vistoso. Una rata en la portada. Una errata escapada del texto y pegada en las primeras páginas. En fin, el apocalipsis del escritor. Sin embargo, me llevé una buena impresión. Me gustó lo que vi. Empezaré por lo importante y lo enumeraré para mayor claridad.

  1. Envío: elegí el más rápido. Lo pedí el lunes y llegó un jueves. Es magnífico. Se imprime y se envía en el mismo día. Las imprentas de las pruebas están en Estados Unidos. O sea que tiene mérito la rapidez con lo que lo hacen. El precio total, en torno a 15 dólares. No está mal para un servicio de puerta a puerta. Hay opción de envío más lento pero ya era esperar como un mes y me apetecía acelerar el proceso.
  2. Portada: es muy linda. El color y la imagen que elegí fueron un acierto. Me gustan las fuentes del título y del subtítulo. Lo que menos me convence es mi nombre abajo. Está en negrita y el tipo de letra no me cierra demasiado. No sé si es la resolución o simplemente que la fuente no es la adecuada. No es un problema mayor y no lo achaco a la imprenta sino a mi poca pericia. Creo que en resumen se ve bien la portada y cumple con los parámetros que me he marcado. ¿Es mejorable? Por supuesto. Pero estoy conforme y probablemente, si hago cambios, serán menores.
    MI nombre abajo no me convence. No sé si es la fuente o el hecho de que está en negrita. El resto me encanta. 
  3. Contraportada: no queda mal el justificado solo a la izquierda. En líneas generales, cumple con mis expectativas. Solo dos cosas. A lo mejor el tamaño de fuente es muy grande.Puede que lo achique. El tipo de letra tampoco me entusiasma pero son cosas menores. 
    Es probable que cambie la fuente pero no lo tengo claro.

  4. Interiores: hermosos. Acá no hay sorpresas. Ya sabía por Los viajes sonámbulos que el tipo de letra, tamaño y el color crema era un acierto.

    Interiores color crema igual que en Los viajes sonámbulos.
En definitiva, no me puedo quejar. El tamaño ya he dicho que es el de 5,25 x 8, igual que Los viajes sonámbulos. Un libro pequeño, de bolsillo y tapa blanda. Comodísimo para llevar en el metro o en el colectivo. 
Divinos los dos juntos. Tienen el mismo tamaño y los tienen el acabado en mate.

Este fin de semana me leeré los interiores y con esas nuevas correcciones, que espero sean pocas, ya saldrá al mercado Cabeza de zanahoria y otras anécdotas. 
Que pasen una feliz Semana Santa. Yo sigo escribiendo. Pasándomela bien y rompiéndome la cabeza para que mis libros sean cada vez mejores. ¡Disfruten!

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

Mi experiencia con CreateSpace, la plataforma de Amazon para publicar en papel

Con este post inauguramos una serie de artículos dedicados a CreateSpace, la plataforma de Amazon para publicar en papel.  Iré contando mi experiencia con esta plataforma para que otros que estén dudosos cuenten con información de primera mano y actualizada. Además aprovecharé para plantear muchas dudas que espero que los lectores sepan responder. De eso se trata este blog. Ayer di el gran paso de empezar el proceso de publicación de Los viajes sonámbulos en papel. Tal como comenté en otro post, lo haré bajo la modalidad print on demand con Amazon. He leído varios artículos en blogs sobre esta herramienta y casi todas las experiencias han sido positivas. Por eso me pica la curiosidad y quiero probar. Por otro lado, el hecho de vender un objeto físico me acerca, aunque sea un poco, a uno de mis grandes sueños de chica: ser tendera. Esto es lo más cerca que estaré jamás. No relataré el proceso paso a paso ya que ya hay excelentes posts que lo hacen mejor que yo. Yo recomiendo este, que ad…

Construir una novela: 8 elementos para escribir la sinopsis definitiva (4)

Se terminó el año y casi cumplo mis objetivos en tiempo y forma. Creo que tengo la misma sensación que puede tener un corredor de maratón cuando llega último a la meta y todo sudado.  Sí, llegué o casi llegué a la meta pero tengo tanto cansancio físico y mental que me impide ver todo este asunto en perspectiva. Es como estar caminando a ciegas por el Amazonas, rodeado de naturaleza y animales al acecho, sin visibilidad y sin saber si sobrevivir consiste en ser listo o simplemente mimetizarse con el ambiente. En cualquier caso,  intentaré sacar algunas conclusiones.   He trabajado suficientemente mi escaleta como para que tenga una visión global de la novela. Puedo ver de un vistazo, las falencias y virtudes. Puedo darme cuenta de cosas que pertenecen al subconsciente como por qué cuernos escribí esta novela. Qué quiero mostrar. Qué es lo que me mueve a contar una historia y dedicar infinitas horas de mi escaso tiempo a dejar por escrito una obra de ficción.   La cuestión de la motivación…

Mi experiencia con CreateSpace: la lucha continúa

Trabajar con CreateSpace me ha llevado a reflexionar, una vez más, sobre las servidumbres de ser un escritor autopublicado. Enumero algunas.
 Hacer un esfuerzo por comprenderlo todo.  Estar en las redes sociales.  Intentar hacer una portada y encima escribir bien.  No tener horarios. No saber cuánto vas a ganar el mes que viene.
Está claro que algo puede fallar. La perfección no existe. Y, al menos que tengas un ejército de gente trabajando para vos, el do it yourself es cansador y frustrante de a ratos. Como esas empresas starts ups que recién comienzan: con ilusión pero trabajando 12 horas para sacar adelante el proyecto. Con incertidumbre y sin saber qué va a pasar mañana. Así siento que es esta profesión. Pero vamos al grano y al objeto de mis reflexiones de hoy. Me centraré en la tercera de las servidumbres: la portada. Llevo dos días  intentando crear mi portada para CreateSpace. Después del quebradero de cabeza que fue maquetar los interiores del libro (puedes ver aquí mi relato) …